Empieza a ahorrar en el supermercado con estos simples consejos

Empieza a ahorrar en el supermercado con estos simples consejos

Ya sea que estemos con un presupuesto ajustado o intentando ahorrar para darnos un lujo cuidar el dinero parece cada vez más difícil. Es por eso que te proponemos seguir estos simples consejos para cuidar tu bolsillo y agregar valor a tus billetes.

Hacer una lista

Ya nuestras abuelitas lo hacían y no es por nada. Armando una lista antes de ir a hacer las compras nos aseguramos de no olvidar nada ni de comprar en exceso. Además de ser un recordatorio te permitirá eliminar productos innecesarios.

Olvidarse de las marcas

Apostar a una marca menos conocida, genérica o en oferta puede ser una gran fuente de ahorros. Muchos supermercados tienen marcas propias con excelentes precios y decente calidad que vale la pena probar. La lealtad a las grandes marcas es cara.

Organizar las compras semanalmente

Las grandes cadenas de supermercados ofrecen descuentos en días específicos de la semana utilizando distintos medios de pago o promociones de tiempo limitado. Comparar precios de los distintos supermercados en esos días y planear de antemano puede hacer una gran diferencia.

Usar cupones y tarjetas de descuentos

En Colombia, algunos supermercados ofrecen tarjetas de fidelización o cupones para ahorrar en tu próxima compra. Guardar los cupones junto a la lista es una buena forma de no olvidarlos y evitar que expiren.

No comprar "por si las dudas"

La tentación de las ofertas que encontramos al llegar al supermercado hace que terminemos comprando cosas <por si acaso> pero que no necesitamos, engrosando el gasto sin realmente aportarnos un beneficio. ¡Que sea una gran oferta no quiere decir que nos sirva realmente!

Comprar productos frescos y de estación

Al planear las compras de la semana es bueno tener en cuenta qué vamos a preparar ese día y el siguiente. Las carnes, vegetales y frutas no solo son más sanas cuando son frescas, si no más baratas que las cuando vienen congeladas o en conserva. De la misma forma los productos que no son de estación suelen ser siempre más caros, por lo que conviene evitarlos.

Si se puede preparar en casa, no lo compres

Productos como las ensaladas envasadas, salsa enlatada o queso rallado son muy convenientes, pero se pueden preparar en casa por mucho menos dinero. No solo es más barato preparar estas cosas en casa si no que es más sano ya que esos productos suelen contener mucha sal y conservantes.

ANUNCIO